902 876 892 - 965 337 373

Carrer Isabel la Católica, 41, 03803. Alcoi. Alicante

¿Te has parado a pensar por un momento cómo es tu vida en relación a la tecnología? Puede que ni siquiera te hayas parado a pensar en ello pero Facebook ya lo ha hecho por ti y ha llevado a cabo un interesante estudio sobre los hábitos tecnológicosde quienes son padres con respecto a quienes aún no lo son. ¿Te atreverías a decir qué grupo es más dependiente de la tecnología?

Precisamente son los padres quienes más dependen de su teléfono móvil. Es «smartphone» se ha convertido en una pieza clave sin la que los progenitores no pueden vivir. Se trata de una de las principales conclusiones a la que ha llegado la red social tras encuestar a 8.300 padres de entre 25 y 65 años, de ocho países distintos (Australia, Brasil, Canadá, Alemania, México, España, Inglaterra y EE.UU). que utilizan tanto Facebook como Instagram.

El objetivo es analizar cómo utilizan el teléfono quienes son padres para comparar hábitos con quienes aún no tienen hijos. «Tener un hijo cambia todo, incluyendo la relación de los padres con su teléfono móvil», asegura el informe, pues el «smartphone» se ha convertido en la «tabla de salvación» con la que los progenitores gestionan los horarios familiares y se mantienen al día de lo que sucede en el mundo de los adolescentes.

De hecho, el informe, elaborado por Ipsos MediaCT, asegura que los usuarios de Facebook que tienen hijos pasan 1,3 veces más tiempo en la red social que quienes no los tienen.

 
(fuente: http://www.abc.es/tecnologia/redes/abci-facebook-padres-obsesionados-tecnologia-201601182216_noticia.html)
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 


 

 
 
 
 
 
Publicado en Noticias

El cibercrimen no debe ser solo una preocupación de las grandes compañías. Cualquier empresa, desde una ferretería de barrio con una base de datos de clientes hasta una cadena de supermercados de tamaño medio con sus sistemas informatizados puede ser víctima de un ciberataque y, de hecho, lo es. Según datos de la firma de seguridad informática Symantec, en 2015 las empresas de tamaño pequeño y medio acumularon un 59% de los ataques de «spear phishing» -un correo electrónico que aparenta ser de una persona o empresa conocida pero cuyo objetivo es robar información o introducir un virus o troyano-.

Marina Nogales, directora de la consultora K2 Intelligence, cree que las pymes españolas «deben cambiar de mentalidad», puesto que no siempre toman las protecciones adecuadas frente a las ciberamenazas al considerar, erróneamente, que no pueden ser objeto de un ciberataque. «El 50% de las empresas ya han sido atacadas, y el otro 50% lo van a ser», asegura tajante.

Por su parte, Miguel Rego, director general del Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe), distingue entre tres tipos de pymes: aquellas cuyo negocio depende de la tecnología, están bastante concienciadas, por lo que destinan mucho esfuerzo y presupuesto a su protección; en segundo lugar, las que tienen una dependencia media (utilizan internet y las nuevas tecnologías pero su negocio no gira en torno al comercio electrónico), con un nivel de ciberseguridad «manifiestamente mejorable»; y por último, las pymes que no utilizan prácticamente las TIC, entran en internet solo a modo de consulta y cuyo nivel de ciberseguridad es «bajo».

Según Rego, los tres grupos son objetivo de los cibercriminales, en especial de ataques de extorsión por causa de malware que secuestra sus archivos y pide a cambio un rescate. Por ello, el Incibe ha puesto a su disposición en su web (www.incibe.es) herramientas gratuitas y materiales para mejorar su conocimiento y formación. Ofrecen también un servicio de alerta temprana, avisándoles de nuevas amenazas que pueden llegar a afectarles. Además, planean lanzar en breve un servicio de herramientas especializadas por tiempo limitado a empresas con baja penetración de las nuevas tecnologías, con el objetivo de mostrarles los quebraderos de cabeza que una buena protección les puede evitar. «Es necesario convencerlas de que tienen que empezar a consumir productos de seguridad», concluye.

 
(fuente: http://www.abc.es/economia/abci-pymes-presa-facil-para-cibercriminales-201601152125_noticia.html)
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 


 

 
 
 
 
 
Publicado en Noticias
Miércoles, 20 Enero 2016 00:00

WhatsApp de por vida

Cambio de rumbo, una nueva perspectiva. La popular aplicación de mensajería instantánea WhatsApp, que cuenta con más de 900 millones de usuarios en todo el mundo, romperá con su actual modelo de suscripción, por lo que su descarga en los dispositivos móviles será gratuita próximamente para todos sus usuarios.

Así lo ha confirmado el fundador de la compañía Jan Koum durante su intervención en las jornadas Digital-Life-Design DLD, que se celebran en Múnich (Alemania), quien ha adelantado que esta «app», actualmente filial de Facebook, optará por otro modelo de negocio y dejará al margen la controvertida suscripción de la que ha hecho gala hasta la fecha. De esta forma, borrará de un plumazo la polémica que le ha acompañado desde su lanzamiento. «Vamos a deshacer la suscripción de 1 dólar», avanzó.

Cada cierto tiempo, los usuarios alzan la voz al mostrar su enfado cuando, pasado el primer año de uso, el servicio le reclamaba el pago de una cantidad cercana al euro (0.89 céntimos de euro en España) para continuar utilizándolo. Sin embargo, el periodo solía ampliarse automáticamente al cabo de unos días, aunque en sus términos de uso siempre se ha mantenido la descripción de que se trata de un servicio de pago.

«Muchos usuarios no tienen un número de débito o tarjeta de crédito y les preocupaba que perdieran el contacto con sus familiares y amigos»Jan Koum

Una de las razones para justificar esta decisión se debe, en parte, a que el sistema de pago no ha funcionado tal y como se esperaba. «Durante muchos años hemos pedido a algunas personas pagar una cuota por usar WhatsApp después de su primer año. Como hemos crecido, hemos encontrado que este enfoque no ha funcionado bien. Muchos usuarios no tienen un número de débito o tarjeta de crédito y les preocupaba que perdieran el contacto con sus familiares y amigos».

Además, Jan Koum ha confirmado que se está trabajando en nuevas características para convertir a WhatsApp en un canal para que las empresas se comuniquen con sus clientes y usuarios. Esta será, se intuye, una nueva vía de negocio, siendo este un uso que se va extendiendo en algunos sectores como medios de comunicación y operadores de telefonía pero se tratan, de momento, de meros ensayos de nuevas formas de resolver conflictos. A su juicio, un WhatsApp para los negocios va a «revolucionar claramanete la comunicación de las empresas con sus clientes».

Sin publicidad

La compañía, en ese sentido, ha descartado la opción de inserción publicitaria para sufragar los gastos de mantenimiento. Uno de los objetivos es probar nuevas herramientas que permiten usar WhatsApp para comunicarse con las empresas y organizaciones, una opción que ya está experimentando Facebook con Messenger, su otra aplicación de mensajería que ya suma 800 millones de seguidores. «Eso podría significar que un usuario hable con su banco acerca de si una transacción reciente ha resultado fraudulenta o con una línea aérea acerca de un vuelo retrasado», subraya.

Koum ha asegurado que ya hay empresas están encontrando formas de utilizar WhatsApp para llegar a sus clientes, pero sí ha reconocido que la compañía podría hacer facilitado mejor este proceso. Para corregirlo, se experimentarán con diferentes enfoques, pero agregó que, de momento, «no hemos escrito una sola línea de código», por lo que esta opción se postergará más adelante.

Pérdidas millonarias

Con todo, esta aplicación es, por ahora, poco rentable para su propietaria, Facebook, que desembolsó 19.000 millones de euros en su adquisición. Bajo su paraguas, la popular aplicación que junto con otras similares ha roto con el negocio de los tradicionales mensajes de texto (SMS) y ha pasado de 450 millones de usuarios a estar cerca de alanzar la cifra de mil millones para final de año. En 2014 se registraron pérdidas de 230 millones de dólares.

 
(fuente: http://www.abc.es/tecnologia/moviles/aplicaciones/abci-whatsapp-rompe-modelo-pago-201601181158_noticia.html)
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 


 

 
 
 
 
 
Publicado en Noticias

El número de usuarios de internet se ha triplicado desde el año 2005, aunque todavía hay 4.000 millones de personas que no cuentan con acceso a la red en la actualidad, según ha destacado el Banco Mundial en un informe sobre el desarrollo digital a nivel mundial.

El Banco Mundial ha indicado que pese a que tanto Internet, los teléfonos móviles como las tecnologías digitales «se están extendiendo rápidamente» en todo el mundo, los dividendos digitales esperados, que conllevarían un mayor crecimiento, empleo y servicios públicos, «están por debajo de las expectativas».

Además, la institución ha señalado que en la actualidad el 60% de la población mundial «sigue sin poder participar» en la economía digital, ante lo que ha indicado que los beneficios de la expansión de las tecnologías digitales han favorecido a las «personas adineradas, cualificadas e influyentes del mundo».

«Para que los dividendos digitales puedan compartirse los países también deben mejorar el clima de negocios»Jim Yong Kim

«La pérdida de oportunidades tiene un costo altísimo», ha afirmado el presidente del Grupo Banco Mundial, Jim Yong Kim, en un comunicado. «Para que los dividendos digitales puedan compartirse ampliamente entre todos los segmentos de la sociedad, los países también deben mejorar el clima de negocios», ha subrayado.

El Banco Mundial ha destacado que, pese a existir «casos individuales de éxito», por el momento el efecto de la tecnología tanto en la productividad, como en la ampliación de oportunidades para personas de clase media y escasos recursos y la propagación de una gobernanza responsable «ha sido mucho menor que el esperado».

El primer economista del Banco Mundial, Kaushik Basu, ha advertido de la necesidad de «ser conscientes de no crear una nueva subclase social». «Dado que casi el 20% de la población mundial no sabe leer ni escribir, es improbable que la expansión de las tecnologías digitales por si sola signifique el fin a la brecha de conocimientos que existe en el mundo», ha afirmado.

Acortar la brecha digital

Ante esta situación, el Banco Mundial ha instado a la puesta en marcha de dos medidas principales con el objetivo de que todos los países tengan acceso «la promesa de desarrollo» que conlleva «una nueva era digital». En este sentido, la primera medida pasaría por hacer de internet un medio «universal, accesible, abierto y seguro» para acortar la brecha digital, mientras que la segunda pasaría por una transformación de las empresas mediante un refuerzo de las regulaciones de competencia, la adaptación de las habilidades de los trabajadores y la promoción de instituciones responsables.

«Las estrategias de desarrollo digital deben ser más amplias que las estrategias del sector de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC)», ha afirmado el Banco Mundial en su «Informe sobre el desarrollo mundial 2016: Dividendos digitales». «Para obtener el máximo provecho, los países deben crear las condiciones adecuadas para la tecnología», ha instado la institución, citando la mejora de regulaciones para facilitar la competencia y el ingreso en el mercado como las principales medidas a ejecutar.

En este sentido, la institución ha destacado que las tecnologías digitales pueden «transformar» las economías, sociedades e instituciones a nivel global, aunque ha advertido de que estos cambios «no están garantizados ni son automáticos». «Los países que están invirtiendo tanto en tecnología digital como en sus complementos analógicos obtendrán considerables dividendos, mientras que los que no lo hagan probablemente quedarán rezagados», ha avisado el Banco Mundial, que ha indicado que e los últimos diez años ha invertido hasta 12.600 millones de dólares (11.600 millones de euros) en el sector de las TIC.

 

Publicado en Noticias
Domingo, 13 Diciembre 2015 00:00

Netflix-Movistar: es la guerra

A nadie se le escapa. Es difícil que Telefónica y Netflix, Netflix y Telefónica sean amigos. Otra cosa diferente es que hagan negocios a pesar de ello. Y en ello están.

La compañía de vídeo en streaming americana acostumbra a revelar oficialmente sus datos sobre la velocidad media a la que reciben los contenidos los usuarios suscritos a sus servicios. Esta vez, cuando todavía no se ha cumplido el segundo mes en el que opera en España, Netflix los ha filtrado no los ha hecho públicos sino que los ha filtrado.

¿Descuido? No, seguro que no. A mi entender obedece a un propósito. Y parece que lo han conseguido. Es probable que quieran poner nerviosos a los directivos de Telefónica. Los datos que han filtrado dejan en último lugar a la operadora española. Mientras Telecable y Euskaltel superan con holgura los cuatro megas por segundo y R, Vodafone-ONO, Jazztel y Orange los rozan a más o menos distancia, Telefónica se queda en los 2,15 megabits por segundo de media.

Ya está: ya tenemos al malo. Por culpa de Telefónica no vemos las series de Netflix (por cierto, vuelven a acaparar nominaciones a los Globos de Oro) con la calidad que deberíamos. Pues no del todo. Como casi siempre, las cosas no son negras o blancas.

Es evidente que hay una lucha al menos en dos frentes. Por un lado Telefónica comprendió hace tiempo que el futuro cercano pasa por convertirse también en proveedor de contenidos. Es su gran apuesta: tiene la infraestructura, las redes de fibra óptica necesarias para conducir películas y series en alta definición hasta los hogares; démosles también las películas y las series y el fútbol y las motos... Y ahí pisa el terreno de Netflix, volcada no sólo en servir contenido ajeno sino en producir el propio (House of Cards, Orange is the new black, Narcos...). El segundo frente es que la multinacional española se ha plantado. Se preguntan: "si en Estados Unidos Netflix (tras un informe solicitado por el Gobierno al MIT) paga por el uso de las redes, si tienen un acuerdo comercial con Vodafone en el mismo sentido... ¿por qué nos vamos a quedar fuera del negocio? Si Netflix quiere utilizar nuestro ancho de banda, que lo pague".

De los tres operadores globales, Vodafone-ONO, Orange-Jazztel y Movistar, Netflix tiene acuerdos con los dos primeros. Con el primero es comercial y con el segundo es un acuerdo de acceso, según fuentes de la cadena online. Así que, con esta perspectiva es más fácil entender los datos filtrados. En Telefónica dicen que cumplen lo que "dictan las autoridades y los reguladores".

El problema es que en esta pelea de gallos, el que pierde es el usuario. La calidad de la imagen que uno recibe está en función del ancho de banda disponible. Ya puedes tener contratado el paquete Premium con el que teóricamente ves en ultra alta definición que si no hay velocidad suficiente no lo vas a ver bien. ¿A quién no le ha pasado estar viendo Marco (serie sobre Marco Polo disponible en 4K) y de repente notar que cambia incluso el formato de la pantalla?

También se acusa a Netflix de tener alojados sus archivos en servidores de Estados Unidos. Las operadoras locales los tienen que traer desde allí. Sería más cómodo y eficiente hospedarlos en centros de datos locales y más de uno estaría encantado.

Hay otro tema que subyace en esta pelea entre Netflilx y Telefónica: la neutralidad de la red. ¿Es lícito dar más ancho de banda a un canal de vídeo que paga al operador que a otro? Porque, no nos olvidemos que el usuario ya está pagando una cuota mensual por internet. Yo ya pago el peaje de la autopista para que el transportista me traiga el pedido; no le cobre también a él por el mismo servicio. Y, dicho de otra manera: si yo pago por 300 megas por segundo de descarga, ¿por qué recibo sólo cuatro, o 2,15?

 

Publicado en Noticias
Domingo, 13 Diciembre 2015 00:00

Cómo sacarle todo el partido a tu WhatsApp

La frontera que separa la utilidad de la esclavitud en WhatsApp es muy delgada. Tanto, que algunas cuentas de la exitosa aplicación de mensajería comienzan a mostrar los mismos síntomas de agotamiento que uno puede encontrar en el correo electrónico: mensajes sin leer, sensación de saturación, grupos abandonados… Sin embargo, dar por perdida esta utilísima herramienta de trabajo y ocio por un uso no adecuado de la misma supone un sacrificio excesivamente elevado, y aquí proponemos unas claves para utilizarlo con cabeza y aprovechar todo el potencial de la aplicación:

-Es una app de mensajería, no de chat. Es cierto que cada cual puede utilizarla como mejor le convenga, pero si nos atenemos a los orígenes y espíritu de WhatsApp, la plataforma brilla cuando la utilizamos para lo que fue concebida: enviar mensajes cortos a los móviles del destinatario para que éste se dé por enterado de algo concreto y urgente. Hay que tener en cuenta que estos mensajes nos llegarán en tiempo real a un dispositivo que nos acompaña en el bolsillo prácticamente toda la jornada, y resulta difícil resistirse a la curiosidad de mirar a qué correspondía ese último aviso. Si la usamos en conversaciones sin fin o para comentar el partido, más nos vale ser conscientes de que aquella conversación puede resultar interminable, con la consiguiente pérdida de tiempo para los interlocutores.

-Di NO a los grupos. En un mundo contrarreloj y en el que estamos siendo permanentemente bombardeados por notificaciones, no tiene mucho sentido echarse encima la fuente inagotable de pitidos que puede suponer un grupo en WhatsApp. Y precisamente por lo expuesto en el punto anterior, conviene ser radical en la gestión de los grupos, sobre todo en aquellos que sean improductivos: hay que aprender a salirse educadamente del grupo, o si esto nos pone en una situación comprometida, lo más recomendable será silenciar ese grupo para que no nos moleste más (así se hace en el iPhone y en Android). De esta manera, dejaremos activos aquellos grupos que sean usados únicamente para notificaciones concretas y no sean una fuente interminable de ruido.

-Envía mensajes breves y al grano. Si no queremos vernos acosados por una conversación sin fin, lo más recomendable es acostumbrar a nuestro interlocutor que somos educados, pero parcos en la comunicación. En este punto, un hábil uso de los emoticonos nos ayudará mucho. El principio básico es no ser nosotros mismos generadores de tráfico de mensajes, y ser escrupulosos defensores de la filosofía original de WhatsApp.

-Emoticonos, ese inesperado aliado. ¿Cree que los famosos emojis son más propios de adolescentes? Es posible que sea así, pero utilizados con habilidad pueden ser francamente útiles como elementos de comunicación, y sobre todo por su capacidad de expresar mucho en un solo carácter ¿alguien puede enfadarse ante un pulgar hacia arriba? ¿Puede haber alguien que no entienda su significado? Sin embargo, este icono puede ser definitivo para expresar que se está de acuerdo con el contenido del mensaje, pero sobre todo, para dar por concluida la conversación.

-Cuidado con las confirmaciones de lectura. Y ahora que hablamos de expresar y de emociones, uno de los mayores inconvenientes de la comunicación escrita actual es la errónea interpretación de un mensaje. Así, si uno comprueba que el receptor ha leído un mensaje pero tras estar en línea no lo responde, puede sentirse ofendido o ninguneado, cuando posiblemente el destinatario simplemente quiera tratar ese asunto más tarde con más calma. En este sentido, lo más adecuado es leer el mensaje (o al menos un avance del mismo) sin dejar rastro de ello ¿Cómo hacerlo? En Android puede instalarse un widget que permite leer los mensajes sin que aparezca el temido tick azul, mientras que en el iPhone se puede fisgonear el contenido de forma anónima consultando el centro de notificaciones del terminal.

-Aprovechar las ventajas de la voz. Si se anda a la carrera y no hay tiempo que perder tecleando un mensaje breve, una buena opción puede ser utilizar la voz para transmitir esta comunicación. Y en WhatsApp se puede hacer de dos maneras: bien empleando el sistema de mensajería de voz del sistema, de forma que al destinatario le llegue un audio con nuestra voz, o bien aprovechando las funciones de dictado de los móviles (es el micrófono existente en el teclado virtual de los móviles).

 

Publicado en Noticias

Según un estudio de la operadora MásMóvil sobre los hábitos de consumo de más de 100.000 clientes se servicios de comunicaciones móviles, durante el primer semestre de 2015 se han reducido en un 10% las llamadas de voz y en un 18% los SMS, mientras que aumenta un 21% el consumo de datos.

En concreto, durante el primer semestre de 2015, los españoles hablaron una media de 72 minutos al mes a través del teléfono móvil, enviaron 9 SMS y consumieron 636 MB de datos.

Unos datos que ratifican la tendencia a la baja de los consumos de voz y de SMS durante los últimos tres años, mientras que el consumo de datos se ha incrementado, pasando de 527 MB de media en el primer semestre de 2014 a 636 MB en el primer semestre de 2015, lo que supone un incremento del 21%.

Durante el primer semestre de 2015, los españoles hablaron una media de 72 minutos al mes a través del teléfono móvil, enviaron 9 SMS y consumieron 636 MB de datos

 

Por su parte, el número de minutos hablados ha descendido en un 10% y el envío de SMS se ha reducido un 18%, datos que pueden relacionarse con el uso cada vez más extendido de los servicios de mensajería instantánea y acceso a Internet móvil.

Los jóvenes gastan datos y voz

Otra de las conclusiones del estudio es que la franja de edad más activa en el consumo de voz es la que comprende de los 25-35 años con una media de 84 minutos.

Respecto al consumo de datos, la franja de edad 20-25 años es la que registra las cifras más altas, con un promedio de 759 MB al mes. Además, el rango de edad de 20-25 años es el que refleja un mayor incremento respecto al mismo periodo de 2014, con un porcentaje de crecimiento del 29%.

Las diferencias de consumo también se reflejan por género. Una vez más y al igual que ocurrió en el informe realizado por la operadora en 2014, se aprecia que las mujeres son ligeramente más activas que los hombres en el uso de telefonía de voz: hablan un 9% más que ellos. Además, esta diferencia entre géneros es cada vez mayor, pues en 2014 hablaban un 5% más que ellos, y un 2,3% en 2013.

Las mujeres siguen estando en cabeza en cuanto al envío de SMS, aunque con una diferencia menor, con 9 mensajes de media respecto a los 8 que envían mensualmente los hombres.

Sin embargo, el uso de datos móviles en el sector femenino, es un 6% menor que en el masculino. A pesar de ello, el consumo de éstas no deja de crecer, y tiende a igualarse con el de los hombres: respecto a 2014, se ha registrado un crecimiento del 22%, frente a un 16 % en el caso de los hombres.

Canarias, la comunidad que más crece

En cuanto a los datos que ofrece cada comunidad autónoma, los usuarios de Baleares son los que más hablan por teléfono, con una media de 90 minutos al mes. Asturianos y murcianos les siguen, con 79 minutos de media.

En las medias de consumo de minutos más bajas, se encuentran los riojanos y los vascos, con un promedio de 61 y 63 minutos respectivamente. En todas las comunidades se registra un descenso de las cifras de minutos hablados entre 2014 y 2015.

Galicia registra un consumo medio de 658 MB y Andalucía de 646 MB. Canarias ocupa la primera posición, con una media de consumo de Internet móvil de más de un Giga al mes.

Precisamente, la comunidad que más ha crecido en cuanto al consumo de datos es Canarias con el aumento de un 47% respecto al año anterior. En segundo lugar está la Comunidad Valenciana, que ha crecido un 32%, mientras que Cantabria es la comunidad que ha experimentado un menor crecimiento, que ha sido del 6%.

En las últimas posiciones, están los riojanos son los que menos datos consumen, con 537 MB, y en penúltimo lugar figuran los usuarios de Aragón, con 545 MB. Más información en www.masmovil.es

 

Publicado en Noticias

Aunque parezca de pura lógica, han sido necesarias cinco horas de negociaciones para que los países europeos se pongan de acuerdo y aprueben la Directiva de Seguridad de la Información y la Red.

La norma aprobada en el Parlamento europeo obliga a las empresas que dominan internet, como Google, Amazon, eBay o Cisco, según recogía Reuters, a avisar a las autoridades nacionales de incidentes graves. Éstas a su vez tendrán poder sancionador en caso de que esos ataques o agujeros de seguridad no se reporten.

Curiosamente, esta directiva no contempla dentro del paquete de "empresas web" a las redes sociales como Facebook o Twitter.

 

Publicado en Noticias

El último informe de la Union Internacional de Telecomunicaciones (ITU) muestra un planeta que a pesar de las diferencias socioeconómicas está altamente conectado. Casi el 95% de la población mundial tiene cobertura de telefonía móvil y casi un 64% acceso a redes de tercera generación, capaces de ofrecer acceso a Internet. Este tipo de acceso, además, está creciendo rápidamente y desplazando a las conexiones fijas como método preferido para navegar.

El número de personas conectadas a la red sigue aumentando aunque lo hace a un ritmo más pausado. En el último año la cifra de personas conectadas ha crecido casi un 6,9%, un poco menos que en el mismo periodo del ejercicio pasado cuando el número de internautas aumentó un 7,4%.

En general la ITU calcula que el 46% de los hogares del planeta está conectado a la red, una cifra que contrasta con la del 44% del año pasado y apenas el 30% del año 2010. En los países desarrollados, el 81,3% de los hogares disponen ahora de acceso a Internet. En los países en vías de desarrollo la cifra es del 34,1% y de apenas un 6,7% en los 48 países que figuran en la lista de países menos adelantados elaborada por las Naciones Unidas.

"Aunque los avances son alentadores en numerosos aspectos, nos queda aún mucho por hacer, especialmente en las regiones más pobres y aisladas del planeta, donde las TIC podrían ser sin duda determinantes y contribuir a la eliminación de la pobreza extrema en todo el mundo" afirma Brahima Sanou, Director de la Oficina de Desarrollo de las Telecomunicaciones de la UIT, encargada de elaborar cada año el Informe.

El informe también recoge la clasificación de los países según su índice de conectividad (IDI), un valor que representa la calidad, distribución y velocidad de las conexiones. Según la clasificación, España ocupa la 26ª posición, por detrás de Austria y por delante de Bahrein. En el año 2010 ocupaba el puesto 30º de la clasificación. El país con mejores conexiones del mundo y dónde el acceso a Internet resulta más asequible es Corea del Sur, seguido de Dinamarca e Islandia. Chad y Eritrea ocupan las últimas posiciones.

La ITU, sin embargo, destaca que el precio de la conexión en los países más desfavorecidos cae de forma significativa y supone ya menos del 14% de la renta media per cápita. Hace ocho años, esta cifra superaba el 29%. la caída se debe, sobre todo, al mayor desarrollo de las redes de telefonía móvil de alta velocidad, que ha permitido llevar conexiones a alta velocidad a rincones del globo donde la instalación de infraestructura de acceso fijo no era una alternativa viable.

La meta de la Comisión de Banda Ancha para el Desarrollo Digital es que el coste de los servicios de banda ancha no supere el 5% del ingreso mensual medio, una cantidad que ya se consigue en 11 países del mundo.

 

Publicado en Noticias

No es solo cuestión de tacañería: proteger la red inalámbrica de extraños puede evitar que nos imputen por delitos que no hemos cometido

Siguiendo varios consejos es fácil blindar la wifi de casa para que otros no la usen de manera ilegal.

 

No se trata de una obsesión, ni de un capricho: asegurarse que la red inalámbrica de nuestra casa esté únicamente al alcance los dispositivos autorizados para conectarse a ella puede ahorrarnos muchos disgustos. Y algunos de ellos, serios. Un hacker que logre acceder a nuestro wifi puede aprovechar la conexión para descargar contenido ilegal, o bien directamente para levar a cabo ciberataques o distribución de correo basura. Todas ellas actividades delictivas cuyo único titular, a efectos de la justicia, sería el propietario de la red. Por este motivo, merece la pena dedicar unos minutos a seguir una serie de pasos para intentar blindar al máximo posible nuestro router:

1. Evitar la configuración por defecto

Los routers salen de fábrica con una configuración predeterminada, y aunque cada red tiene su propia contraseña, conviene cambiar los parámetros para poner las cosas un poco más difíciles a los hackers. La mayoría de los enrutadores vienen con instrucciones específicas para cambiar las configuraciones por defecto y los fabricantes cada vez están creando interfaces más sencillas de gestionar para que el usuario no se vuelva loco. Pero si, pese a todo, no se es especialmente habilidoso con los ordenadores, puede pedir al técnico que le cambie los parámetros en el momento de la instalación de la red inalámbrica, o bien contactar directamente con el operador que le ha proporcionado el router para que le asista en este proceso. Pero no se trata únicamente de modificar la contraseña de la red wifi, sino también de blindar el acceso al propio router. En este sentido, el analista de seguridad de Kaspersky Lab, Daniel Creus, propone además "deshabilitar servicios de administración y gestión del router para evitar que puedan accederse a ellos desde fuera de nuestra red". Se trata, en definitiva, de modificar todos los parámetros de la configuración estándar del dispositivo. En el caso de la contraseña, este cambio, además de incrementar la seguridad de la red, hará más fácil invitar a los amigos o familiares conectarse a ella.

2. Cortafuegos y contraseña sofisticada

Si hay una empresa que conoce al dedillo todos los recovecos de Internet y no puede asistir en esta tarea, es sin duda Google. La firma californiana añade una serie de consejos en su blog oficial, entre los que destaca la importancia de activar el firewall en el propio router al entrar en la configuración. El gigante recuerda, por otro lado, que la contraseña de la red inalámbrica debe ser lo más sofisticada posible: hay que evitar combinaciones de caracteres numéricos y alfabéticos en mayúsculas y minúsculas y no emplear la misma contraseña que utilicemos para otros servicios en la red. Google sugiere que debemos proteger la red wifi de la misma manera que protegemos nuestra casa.

3. Apagar el 'router' en largas ausencias

El organismo estadounidense FCC (Federal Communications Commission) propone además que se cambie el identificativo de la red o SSID. Incluso, mejor todavía, hacerlo invisible. Pero si hay una forma definitiva de proteger la red inalámbrica de manos ajenas es apagar el router. Sí, la FCC propone que desconectemos la red wifi cuando nos ausentemos del domicilio por vacaciones o fines de semana.

4. Controlar qué equipos se conectan a la red

Una de las primeras señales de alarma de una red hackeada es el descenso de velocidad en la conexión. Es posible que un vecino o cualquiera desde la calle haya logrado acceder a la red y esté ocupando un buen ancho de banda en descargas. ¿Cómo saberlo? La manera más sencilla es emplear aplicaciones como Fing. Esta app gratuita para el móvil se conecta a nuestro router y detalla uno a uno qué equipos están conectados en ese momento. En una primera batida podremos identificarlos y si existe alguno del que no estemos seguros, será una señal clara de un posible acceso no deseado a la red.

5. Usar 'hardware' para proteger la red

Si no queremos volvernos locos editando contraseñas y configuraciones, siempre podemos recurrir a un gadget que blinda la red Wifi de la casa y se asegura de forma activa que los equipos conectados son todos conocidos y no hay ataques remotos. La firma israelí Dojo Labs ha presentado un dispositivo que se encarga de vigilar que equipos no autorizado se conecten a nuestra red, y nos alerta mediante una app si se produce algún suceso sospechoso. El equipo aprende además de nuestras costumbres y de esta manera es más efectivo a la hora de avisar ante un peligro potencial. Esta capa de seguridad adicional se conecta al router mediante Buetooth o cable.

 

Publicado en Noticias
Página 9 de 9

Contactenos

  •   Carrer Isabel la Católica, 41, 03803. Alcoi. Alicante
  •    902 876 892 - 965 337 373
  •  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  •  altelcom.tienda-online.com

Sobre Nosotros

Alcoyana Telecomunicaciones nace en 1994, con la idea de cubrir las necesidades de las empresas en la rama de las comunicaciones. Principalmente dedicada a la instalación de centrales telefónica, mantenimiento, redes informáticas, accesos inalámbricos, tanto punto a punto como para conexión a Internet.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto