902 876 892 - 965 337 373

Carrer Isabel la Católica, 41, 03803. Alcoi. Alicante

Las conversaciones en grupo a través de WhatsApp es una de las opciones más populares entre sus usuarios. Lo que antes se realizaba en otros servicios como Facebook, la conocida aplicación de chat ha logrado potenciar esta función que, por percepción de seguridad y privacidad, reúne a grupos de todo tipo para mantenerse al día.

En ocasiones, sin embargo, sucede que las conversaciones reúnen a todo tipo de mensajes, algunos salidos de tono o fuera de lugar. Y, otras veces, los usuarios suelen callarse y pasar por alto la respuesta por diversos motivos.

La «app» ha introducido una interesante función que permite responder por privado a un determinado mensaje enviado a un grupo. A diferencia de la función «abrir ventana», estas opción añade el mensaje al que se quiere interpelar. Logrando así evitar confusiones. Es una función que se encuentra disponible con la última actualización para dispositivos iOS o Android.

Para hacerlo es una tarea sencilla: primero hay que seleccionar el mensaje. Será entonces cuando aparezca un menú flotante en donde se pueden realizar diversas acciones como «destacar», «responder» o «reenviar». Pulsando sobre «más» se abrirán dos nuevas funciones, entre ellas, «responder en privado» al destinatario. A partir de ese momento se abrirá una ventana de chat para poder comunicarse con el usuario directamente.


 
(fuente: https://www.abc.es/tecnologia/consultorio/abci-como-contestar-privado-mensaje-grupo-whatsapp-201901180151_noticia.html?fbclid=IwAR3MYo1az5870LujgRQya428vlDtrRYJIdGmHxtAiSfAx7uWPV5mgz-NyYI)
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 
 
 
 
 

 

 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Publicado en Noticias

El móvil se ha convertido en una extensión más de nuestro cuerpo. Es muchísima la información que compartimos a diario a través de nuestro smartphone, un dispositivo que se ha convertido actualmente en uno de nuestros bienes más preciados. Por ello no es extraño que si a nadie le gusta que cotilleen en sus cosas, menos aún que lo hagan en nuestro móvil.

Aunque la mayoría tiene protegido su móvil con contraseñas, la huella digital o el reconocimiento facial, en ocasiones damos permiso a algunas personas para que accedan al contenido de nuestro smartphone. No obstante, es posible que no nos interese que vean todo lo que almacenamos. Ante estas situaciones, resultan muy útiles algunas aplicaciones que permiten ocultar los datos que guardamos en nuestro dispositivo.

Estas 'apps' son muy recomendables, por ejemplo, para no dejar a la vista material sensible como fotos y vídeos privados que deseamos mantener lejos de miradas ajenas. Desde material multimedia de nuestras celebraciones, vacaciones, encuentros familiares€ hasta contenido mucho más comprometido como fotos íntimas. Y es que, ¿qué pasaría si nos robaran nuestro móvil? ¿Somos conscientes de todo el contenido al que el ladrón tendría acceso?

Más allá de su descarga, el funcionamiento de estas aplicaciones suele ser muy sencillo e intuitivo, por lo que no se necesitan conocimientos avanzados. Este tipo de apps crean una carpeta en la memoria interna del smartphone o bien en la tarjeta externa SD y la ocultan para que nadie sepa que existan. De esta forma, todo el contenido que introducimos en la carpeta queda escondido. En otros casos, los ficheros que guardamos no aparecen en las búsquedas ni en las galerías.

Keep Safe

Esta aplicación nos permite proteger la privacidad de nuestras fotos y vídeos personales, ya que los bloquea mediante un PIN o autenticación mediante huella dactilar.

Las imágenes seleccionadas desaparecen de nuestra galería de fotos públicas, de manera que mantenemos bajo control el contenido que no deseamos que otras personas puedan ver. Esta aplicación está disponible tanto para Android como para iOS.

Las mejores aplicaciones para ocultar tus fotos privadas Foto: Shutterstock

GalleryVault

El funcionamiento de esta app es muy similar al de Keep Safe. En este caso, también nos permite ocultar de una forma muy sencilla e intuitiva todas aquellas fotos, vídeos y cualquier otro archivo que no deseamos que otros vean en nuestro Android.

Solo mediante la introducción de un PIN secreto podremos acceder al material digital que hayamos seleccionado para ser escondido.

AppLock

Esta aplicación resulta también ideal para gestionar la privacidad de nuestro dispositivo, ya que permite esconder de la galería las imágenes que deseamos que no estén accesibles de forma directa. A través de un PIN o contraseña, solo nosotros podremos acceder a las fotos privadas.

Además, esta app de Android permite bloquear el uso o desinstalación de las aplicaciones que tengamos instaladas en nuestro smartphone.

Las mejores aplicaciones para ocultar tus fotos privadas Foto: Shutterstock

PrivateMe

Se trata de una aplicación gratuita para Android que ofrece multitud de opciones para quienes deseen exprimir al máximo el tema de la privacidad. De hecho, permite incluso esconder las aplicaciones que deseemos de nuestro teléfono. De esta forma, se crear un espacio 'seguro' dentro del terminal al que solo el propietario del móvil sabe cómo acceder. Por descontado, también permite ocultar fotos de nuestra galería (o crear un álbum oculto) para ahorrarnos momentos embarazosos o posibles descuidos.

Para que nadie sepa que usas esta app para gestionar tu privacidad, la aplicación adquiere el interfaz de una calculadora cuando está en el menú. Para acceder a ella hay que introducir correctamente una combinación de números y, mientras tanto, funciona como una calculadora normal y corriente para no levantar sospechas.

Google Fotos

La aplicación de gestión de imágenes de Google dispone también de una opción a través de la cual el usuario puede archivar u ocultar fotos, de forma que solo pueden ser vistas por la persona que las ha publicado.

Para hacerlo, debemos acceder al menú lateral de Google Fotos, donde aparece la nueva función de archivar, y seleccionar aquellas imágenes que queremos que desaparezcan de nuestras publicaciones visibles.

Las mejores aplicaciones para ocultar tus fotos privadas Foto: Shutterstock

File Hide Expert

Se trata de una aplicación con un funcionamiento muy sencillo que además de fotos y vídeos también permite ocultar archivos e incluso carpetas enteras. Este material sensible se puede esconder tanto en la memoria interna de nuestro smartphone como en la tarjeta SD.

El contenido solo es accesible una vez introducida correctamente una contraseña. Si te olvidas de ella, la podrás recuperar solicitando que te manden un correo electrónico a la dirección que previamente hayamos indicado.

 
 

 
(fuente: https://www.diariodeibiza.es/vida-y-estilo/tecnologia/2019/01/11/mejores-aplicaciones-ocultar-fotos-privadas/1040375.html?fbclid=IwAR3vXzD83FI4zeBRLJvonWQcGx2PNZq3ITLOyxn8dInuNswlsmSzQGK8rEE)
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 
 
 
 
 

 

 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Publicado en Noticias

#Collection #1 es el nombre dado a la mayor filtración de cuentas de usuario tras el hackeo admitido por Yahoo en 2016

Los hackeos y filtraciones de dato de usuario son una constante en la era de la hiperconectividad, pero no es lo mismo que un servicio como Facebook admita una brecha de seguridad a que se expongan casi 773 millones de cuentas de correo electrónico sin que haya un claro origen ni autor.

Esto es lo que ha identificado el experto en ciberseguridad Troy Hunt. A través de su plataforma 'Have I Been Pwned?', Hunt ha identificado una masiva filtración de 772.904.991 cuentas de correos electrónicos junto con 21 millones de contraseñas de los mismos. Bautizada como #Collection #1, se trata de la segunda mayor filtración de la historia tras la admitida por Facebook en 2018.

Hunt ha recopilado más de 12.000 archivos con 2.700 millones de entradas en las que aparecen toas las cuentas y contraseñas expuestas. En total, pesan 87GB y están disponibles para descargar online, aunque si lo que quieres es corroborar si tu correo está en la lista, puedes hacerlo a través de esta misma web.

Por el momento, no hay mucho más que hacer que comprobar si estás entre los afectados, pues no se ha encontrado a un responsable de esta masiva filtración de información. Según Wired, no hay patrón claro y por el momento sólo estamos ante una colección aleatoria que asusta sobre todo por su tamaño.

Muchas de las cuentas ya habían sido filtradas previamente y ya eran inseguras, pero según el análisis de la información, alrededor de 140 millones de cuentas y más de 10 millones de contraseñas son totalmente nuevas y no figuraban previamente en otros ficheros.

Como siempre que se produce una filtración masiva de correos electrónico, conviene cambiar la contraseña de tus cuentas. Si no sabes cómo generar una que sea segura y que cuesta mucho tiempo y recursos hackear, puedes probar con nuestros consejos para crear una contraseña segura y que sea fácil de recordar.

Durante 2018, fueron varios los casos de filtraciones de cuentas de correo y de usuarios que se produjeron en servicios importantes. Yahoo reconoció el hackeo de 3.000 millones de cuentas en 2016, una cifra asombrosa y alejada de otros casos también relevantes, como el hackeo de la web de citas AdultFriendFinder, que expuso a sus 400 millones de usuarios.


 
(fuente: https://www.elmundo.es/tecnologia/2019/01/17/5c4076c6fdddff8b608b4617.html)
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 
 
 
 
 

 

 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Publicado en Noticias

WhatsApp ha recuperado el servicio tras sufrir este martes un fallo a nivel mundial que ha afectado a la plataforma en España, durante alrededor de una hora, según han denunciado varios usuarios a través de las redes sociales. La popular aplicación de mensajería instantánea, la más utilizada en todo el mundo, no permitía recibir mensajes, lo que ha generado un aluvión de mensajes tanto en Twitter como en Facebook.

La aplicación, propiedad de Facebook, tiene más de mil millones de usuarios activos y es una de las aplicaciones móviles más populares de Internet.

 

Hasta ahora, ni WhatsApp ni Facebook han informado de las causas de la caída del servicio.


 
(fuente: https://www.diariodeibiza.es/vida-y-estilo/tecnologia/2019/01/22/whatsapp-sufre-caida-servicio-nivel/1042638.html?fbclid=IwAR0jNzonr06bYpadwLzqwCpXbYZgH7Ds3Tk55p3MGnaoVUwFbqa8W0I4c-Q)
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 
 
 
 
 

 

 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Publicado en Noticias

Hacienda se ha equivocado y te va a devolver dinero. Suena demasiado bonito para ser cierto y, efectivamente, lo es. Lo que promete ser un jugoso reembolso de varios cientos de euros en realidad esconde un elaborado sistema para vaciarte la cuenta bancaria.

El esquema es relativamente sencillo: Un correo electrónico procedente de una dirección de email parecido al de la Agencia Tributaria llega a la bandeja de entrada de las potenciales víctimas. El correo incluye a un enlace en el que reproduce una falsa web de Hacienda.

Una vez dentro de la web, la página solicita los datos personales de la víctima. Unos datos que incluyen nombre, apellidos, domicilio, ciudad, código postal, fecha de nacimiento, número de tarjeta de crédito, fecha de vencimiento de la tarjeta de crédito, el código cvv de la tarjeta y crear un nombre de usuario y una contraseña. El formulario va acompañado de una anotación que reza "operado por Agencia Tributaria" y se encuentra encabezado por su logo oficial.

Con todos estos datos, los creadores de esta página web puede acceder a la tarjeta de crédito de la víctima para transferir grandes cantidades de dinero o hacer compras en su nombre.

Una vez completado el formulario, según informa el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) que ha alertado sobre este caso, una vez que la víctima ha rellenado sus datos personales y los ha enviado, la web redirige a un dominio .ru (de Rusia) donde aparece una ventana de carga que reza: "por favor espere mientras procesamos su solicitud. Por favor espere y no cierre esta ventana".

Al cabo de unos segundos, la ventana se refresca y aparece un mensaje en el que se informa a a la víctima de que se le ha enviado un sms con un código que debe de introducir con el fin de completar la operación. Un sms que nunca llegará ya que, además de tratarse de una página fraudulenta, los formularios no han solicitado en ningún momento un número de teléfono móvil para confirmar la operación.

Según informa el INCIBE se trata de una práctica fraudulenta conocida como phising en el argot informático. Consiste en enviar mensajes suplantando a una entidad como un banco, una red social, un servicio o una entidad pública con el objetivo de engañar y manipular a las víctimas para obtener sus datos. De hecho, en el caso concreto de la suplantación de la web de la Agencia Tributaria, además de los datos, los delincuentes buscan vaciar las cuentas bancarias de los afectados.

En caso de haber caído en el truco de estos piratas informáticos, el INCIBE recomienda ponerse en contacto con el banco del que se haya facilitado el número de tarjeta de crédito para evitar que se produzca el desfalco.

Así es la estafa de 'Hacienda' paso a paso

Paso 1: el falso correo electrónico que invita a dar nuestros datos

Paso 2: El formulario de recogida de datos

Paso 3: Pantalla de carga

Paso 4: Confirmación por SMS

 

 
(fuente: https://www.elmundo.es/tecnologia/2019/01/23/5c473ce121efa0960c8b46df.html)
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 
 
 
 
 

 

 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Publicado en Noticias

España es uno de los países con una mayor penetración de 'smartphones'. Según el INE, el 98% de los hogares españoles dispone de un teléfono móvil, el 54,5% tiene una tableta y el 86% de éstos cuenta con conexión a Internet, unas cifras que revelan cómo, poco a poco, estas herramientas tecnológicas se han convertido en indispensables para nuestro día a día.

Y aunque, en general, estos dispositivos tienen ventajas, también tienen inconvenientes, como señala el cofundador de Koala Rest, Bruno Madeira. "Las nuevas tecnologías nos permiten, entre otras cosas, mejorar las comunicaciones y flexibilizar nuestro trabajo; pero pueden tener efectos negativos para nuestra salud si no sabemos despegarnos de ellas".

 

El problema es que la luz azul que emiten los 'smartphones' hace que nuestro cerebro entienda que aún es de día cuando los utilizamos por la noche. Esto retrasa la secreción de melatonina, la hormona del sueño, lo que genera dificultades para dormir, como explican desde la compañía.

Pero también podemos sufrir despertares nocturnos, lo que implica un descanso de mala calidad y nos conduce a vivir episodios de insomnio. Además, otros efectos negativos que se asocian con la luz azul son el estrés visual, los dolores de cabeza y, la irritación y fatiga ocular.

Por otro lado, al utilizar estos dispositivos tecnológicos antes de acostarnos, estamos obligando a nuestro cerebro a prestar atención, activándolo. Todo lo que contrario de lo que debería ocurrir antes de ir a dormir ya que, de esta manera, nos costará más relajarnos, desconectar y descansar.

Para tener un buen descanso y evitar el insomnio tecnológico, debemos evitar tener dispositivos electrónicos en la habitación, como señalan desde Koala Rest. Ni 'smartphone', ni tableta, ni portátil, ni libro electrónico ni televisor, dado que no sólo la luz azul es perjudicial para nuestro descanso, ya que también lo son las luces LED que emiten estos equipos.

Conviene dejar de utilizar aparatos tecnológicos dos horas antes de acostarse. Nuestro cerebro necesita tiempo para desconectar y sólo apagando completamente nuestros dispositivos podremos olvidarnos de ellos.

Si se dispone de ellos, utiliza los filtros que ya suelen estar presentes en los propios teléfonos inteligentes. El modo noche de muchos teléfonos limita la luz que envían nuestros dispositivos, lo que permite reducir su emisión. En caso de que nuestro 'smartphone' no lo tenga, también existen aplicaciones de este tipo.

 
 

 
(fuente: https://www.diariodeibiza.es/vida-y-estilo/tecnologia/2019/01/28/combatir-insomnio-tecnologico-provoca-luz/1043971.html?fbclid=IwAR1gQWJwic6IUoYn3LQQD9GBa5CMRhFLpnJs4Lr_hiqwc5dN2Z7TjCHhBS4)
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 
 
 
 
 

 

 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Publicado en Noticias

"Los padres pueden pensar en las pantallas como si les dieran comida basura a sus hijos: en pequeñas dosis no es tan malo, pero con exceso tiene consecuencias", afirma la psicóloga Sheri Madigan. Hoy se ha hecho público su último estudio, en el que se empezó a trabajar hace una década, reclutando a embarazadas dispuestas a que se analizara el desarrollo de sus futuros bebés. En concreto, cómo les afectaría el tiempo que pasan delante de pantallas: televisión, ordenadores, videojuegos, tabletas, móviles... "Este estudio muestra que, con exceso, el tiempo frente a la pantalla puede tener consecuencias para el desarrollo de los niños", resume Madigan, investigadora de la Universidad de Calgary. Además, esta relación podría tener un componente socioeconómico.

Los que abusan de pantallas, tardan más en realizar tareas como decir una frase de cuatro palabras o meter cuentas en una cuerda

El estudio, que siguió a 2.400 niños canadienses, mostró que cuanto mayor era el tiempo pasado delante de pantallas a los dos y tres años, peor era el desempeño de estos críos a los tres y cinco años, cuando se les realizaba un test de desarrollo. Este examen analiza su progreso en cinco dominios clave: comunicación, habilidades motoras (gruesas y finas), resolución de problemas y habilidades sociales. "Para medir la comunicación en un niño de tres años, por ejemplo, preguntamos si un niño puede formar una oración de cuatro palabras o identificar las partes más comunes del cuerpo", explica Madigan. Y añade otros ejemplos, de las 30 pruebas realizadas: "Para las habilidades motoras, observamos si un niño puede ponerse a la pata coja o poner cuentas en una cuerda". Las diferencias dependiendo del uso de estos aparatos eran modestas pero significativas a lo largo de las tres oleadas del estudio, según la psicóloga, que dirige el laboratorio especializado en estudiar los determinantes del desarrollo infantil de la universidad canadiense. Entre los niños estudiados, el pico de uso de pantallas se dio a los tres años, antes de escolarizarse, con 25 horas semanas de media.

 

El estudio expone que el desarrollo infantil se despliega rápidamente en los primeros cinco años de vida, por lo que es un período crítico de crecimiento y maduración. Y el mecanismo por el que estos aparatos lastran ese despliegue es sencillo: "Cuando los niños pequeños están observando pantallas, pueden perder oportunidades importantes para practicar y dominar las habilidades interpersonales, motoras y de comunicación", explica el estudio. Por ejemplo, cuando están ante la pantalla sin un componente interactivo o físico se hacen más sedentarios y, por lo tanto, no practican habilidades como caminar y correr, que a su vez retrasan el desarrollo en este campo. Las pantallas también pueden interrumpir las interacciones con sus padres y su entorno al limitar las oportunidades de intercambios sociales verbales y no verbales, que son esenciales para fomentar un crecimiento óptimo, según este trabajo. 

Los dispositivos digitales y las pantallas son ahora omnipresentes en las vidas de los niños y en los últimos años varios estudios han encontrado asociaciones negativas con el excesivo tiempo de ocio que les dedican, explican los autores de este estudio, que se publica en JAMA Pediatrics (de la Asociación de Médicos de EE UU). Por ejemplo, ya se sabía que el abuso de la tele hace que el habla avance más lentamente entre los más pequeños. Que las pantallas perjudican el sueño de los menores en una etapa crucial. Y que incluso en críos más mayores, alrededor de los diez años, también parecen lastrar su desarrollo cognitivo.

"Cuando los niños pequeños están observando pantallas, pueden perder oportunidades importantes para practicar y dominar las habilidades interpersonales, motoras y de comunicación", dice el estudio

Lo que querían descubrir los científicos canadienses liderados por Madigan es si esta correlación era causal: si son los niños peor desarrollados los que pasan más tiempo ante la pantalla o si pasar más tiempo así es lo que lastra el desarrollo. "Los resultados de este estudio apoyan por primera vez la asociación direccional entre el tiempo de pantalla y el desarrollo infantil", concluyen en el estudio. "Cuando un niño en particular mira demasiado las pantallas, termina teniendo un desarrollo peor en comparación con lo que esperábamos que hiciera", añade la investigadora.

Hace cuatro meses, un estudio comparó el desempeño intelectual de 4.500 niños estadounidenses de entre ocho y 11 años en función de si pasaban más o menos de dos horas de ocio ante pantallas. Y cuanto mayor era el uso de aparatos, peor completaban las pruebas. Pero los científicos no podían asegurar con firmeza que la correlación implicara que ese era el origen: "No podemos establecer causalidad en nuestro estudio", admitía entonces a EL PAÍS su investigador principal Jeremy Walsh. Ahora, consultado de nuevo con motivo de este estudio, Walsh considera que "los hallazgos de este estudio son importantes porque proporcionan una dirección desde el punto de vista de la relación entre el tiempo de pantalla y el desarrollo del niño en los primeros años de vida". "Los resultados sugieren que los niveles más altos de exposición se asocian con un desarrollo más deficiente, y no al revés", resume.

Importancia socioeconómica

Los investigadores del presente estudio controlaron los efectos en función de distintas variables, como el sexo del menor o las condiciones de la madre. Las niñas obtenían mejores resultados en los test y pasaban menos tiempo con pantallas. Los preescolares que recibían más lecturas, que hacían más ejercicio, que dormían más o que tenían madres con menores niveles de depresión también tenían mejor rendimiento. Pero al controlar los datos por todos estos factores, incluidos los ingresos familiares, el resultado seguía siendo el mismo: a más pantalla, peor desarrollo.

"Creo que atraviesa a todos los estratos socioeconómicos, porque vivimos en un mundo saturado de medios", asegura Madigan. No obstante, hay un problema evidente: los menores más pobres pasan más tiempo con estos dispositivos, por lo que esta relación les perjudicaría más a ellos. "Los niños de contextos socioeconómicos comparativamente más bajos pasan mayores niveles de tiempo mirando pantallas y obtienen puntuaciones más bajas en el cuestionario de desarrollo, en comparación con aquellos con una mejor situación económica", señala Madigan.

El abuso de estos aparatos retrasa el desarrollo del habla  y perjudica al sueño de los más pequeños, un elemento esencial en ese periodo

Una de las principales limitaciones de este estudio, como sus precedentes, es que no se hace ningún tipo de distinción por aparato, contexto o tipo de contenido. Es decir, una hora a solas ante la tableta viendo vídeos online en bucle cuenta igual que una hora viendo un programa interactivo de baile junto a su madre. Para Madigan es probable que cuando se analicen estos detalles aparezcan diferencias mucho más significativas. De este modo, quizá podríamos saber en detalle cuáles son los hábitos realmente nocivos para los pequeños y cuáles completamente inocuos, aunque se hagan mirando a una pantalla igualmente. La Academia de Pediatría de EE UU recomienda limitar el uso de todos estos medios porque "puede significar que los niños no tienen suficiente tiempo durante el día para jugar, estudiar, hablar o dormir". La Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y de Atención Primaria defiende que "los niños menores de dos años no deben ver televisión".

 
 

 
(fuente: https://elpais.com/tecnologia/2019/01/27/actualidad/1548622827_861352.html?fbclid=IwAR3TD-8TyLxOWnInPFQDRDlcHG4wYRRXcQ0Z98ZOZt7znuqI7TrSyu35w0Y)
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 
 
 
 
 

 

 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Publicado en Noticias

Cada vez son más los móviles que cuentan con funciones que hasta hace poco eran propias de cámaras avanzadas: controles manuales para afinar en el disparo, grabación de las fotos en formato RAW para poder ser procesadas profesionalmente, una velocidad de enfoque incluso superior a la de algunas cámaras réflex, objetivos de gran luminosidad y estabilización óptica para evitar que las imágenes se vean borrosas.

A pesar de esta evolución, la fotografía móvil choca contra la barrera que impone el diseño extraplano de los móviles. La batalla por reducir el grosor de los terminales también evita que se les pueda dotar de sensores de mayor calidad. También limita la posibilidad de usar objetivos con zoom.

El Panasonic Lumix CM-1 es la opción más interesante para los que buscan alta calidad en sus fotos sin renunciar a las funciones de un teléfono

Ha habido intentos de saltarse la barrera del diseño para mejorar la cámara, pero ninguno de esos experimentos ha resultado demasiado popular. El primer teléfono diseñado para darle protagonismo a su cámara fue el Nokia 808, que a pesar de que ya no se comercializa sigue teniendo una de las mejores cámaras que existen en un móvil. Luego llegó el Lumia 1020. Aunque marcó un antes y un después en la fotografía móvil, no ha tenido continuidad en el catálogo de Microsoft.

Samsung lanzó un par de teléfonos dotados de zoom óptico, pero su diseño dejaba bastante que desear; más bien parecían cámaras con un teléfono pegado a ellas, como también sucede con el Panasonic Lumix CM-1, que es un dispositivo con una cámara y un objetivo excelentes, pero con un diseño demasiado aparatoso para un móvil. En este caso, la empresa, con buen criterio, vende el producto como cámara y no como teléfono, aunque cuenta con todas las funciones propias de un móvil.

El teléfono con zoom óptico

Asus acaba de lanzar en el mercado asiático el Zenfone Zoom, el primer móvil dotado de un zoom óptico de tres aumentos y un diseño casi completamente plano. Solo una ligera elevación en la zona que alberga la cámara en su parte trasera rompe un tanto la línea de los teléfonos actuales, como se puede observar en las imágenes del dispositivo publicadas por esta web china de tecnología.

Lograr algo así no parece que haya sido precisamente sencillo. La empresa ha colaborado con la compañía de óptica Hoya para crear un objetivo de tres aumentos con estabilización basado en el diseño de un periscopio. Gracias a esa tecnología, el objetivo no sobresale del cuerpo del dispositivo: una proeza tecnológica hasta ahora nunca vista.

A pesar de las altas prestaciones de su cámara, este terminal, que según informan fuentes de Asus a EL PAÍS llegará el próximo año a España con un precio que puede estar en torno a los 500 euros, tiene una importante carencia: el sensor de imagen Panasonic FSI de 13 megapíxeles proporciona un tamaño de píxel de 1.12 micras. La cifra es inferior a la de la mayoría de teléfonos con cámaras de alta gama que hay disponibles en el mercado. Habrá que comprobar en la práctica hasta que punto Asus ha exprimido las posibilidades de ese sensor.

Tampoco la luminosidad del objetivo es sobresaliente para lo que ya se puede encontrar en muchos móviles de gama media y superior: f/2.7 si no usamos zoom. En ese caso, desciende en picado, pero es el precio a pagar por lograr introducir un objetivo de esa clase en el interior de un teléfono.

A día de hoy, los mayores entusiastas a la fotografía móvil pueden optar por un teléfono con un diseño plano, con la comodidad que eso otorga, o bien optar por modelos con un diseño más aparatoso a cambio de poder utilizar una cámara de mayor calidad. Aunque a día de hoy estos escasean: los únicos que se encuentran a la venta son el Lumia 1020, que se ha quedado un tanto obsoleto, y el Lumix CM-1, que tampoco es fácil de encontrar.

Una cámara con teléfono

El Panasonic Lumix CM-1 es a día de hoy la opción más interesante para los que buscan un alto nivel de calidad en sus fotos sin renunciar a las funciones de un teléfono. Utilizándolo durante un mes hemos constatado la extraordinaria calidad de imagen que proporciona su objetivo Leica con una luminosidad f/2.8 y su sensor de imagen de una pulgada de tamaño y 20 megapíxeles. Las fotografías que logra están muy por encima de lo que ofrece cualquier móvil del mercado.

Hay que tener en cuenta el número y la calidad de aplicaciones de fotografía existentes para cada modelo, un aspecto en el que el iPhone aventaja de lejos a sus competidores

Al activar el modo cámara nos encontramos con todas las opciones que son de esperar en una cámara compacta de calidad. Los controles manuales no solo dejan modificar la velocidad del disparo y la sensibilidad ISO, también permiten ajustar el nivel de luz que entra por el objetivo hasta un máximo de f/11. Se trata de una función que no podemos encontrar en ningún otro teléfono actualmente. Además, es posible ajustar la velocidad de obturación para hacer fotos nocturnas con hasta 60 segundos de exposición, algo sumamente exótico en la cámara de un teléfono. También transmiten buenas vibraciones la velocidad y precisión del enfoque, así como la potencia de su flash LED.

El punto fuerte de la cámara de este terminal es su buen comportamiento con sensibilidades ISO altas. De hecho, resulta sorprendente lo bien que se comporta cuando se dispara con sensibilidades de hasta 6.400 ISO. Incluso disparando a 12.800 ISO obtenemos mejores fotos que algunos teléfonos de alta gama cuando hacen fotos a 400 ISO, pero lo mejor de todo es que, a diferencia de lo que sucede con otros teléfonos con grabación de archivos RAW, las fotos captadas en este formato con el dispositivo admiten un alto nivel de edición.

A pesar de esto, hay cosas que podrían haberse mejorado. Para una cámara de este tipo, el tamaño y el grosor del aparato están bastante contenidos, pero la ergonomía deja que desear tanto si usamos el aparato como cámara como si lo usamos teléfono. A ello contribuyen sobre todo los bordes rectos del terminal; un aspecto en el que la vieja Nokia hizo mucho mejor los deberes al diseñar el Lumia 1020.

También decepciona que la cámara no cuente con un estabilizador óptico de imagen. En la decisión seguramente ha pesado la idea de no aumentar más de la cuenta el grosor, ya de por sí contundente. La ausencia de este componente, sin embargo, se echa de menos constantemente y nos obligará a elevar a menudo la sensibilidad ISO para disparar con velocidades que nos aseguren que la imagen no aparece trepidada.

El disparo en ráfaga no es, por su parte, lo suficientemente veloz como para lograr hacer fotos en modo HDR sin recurrir a un trípode. Choca bastante esta carencia si tenemos en cuenta que el teléfono cuenta con un modo de fotografía 4K que permite disparar 15 imágenes en un segundo y seleccionar la mejor toma. Aunque en ese modo no podemos almacenar las fotos en RAW, ni acceder a los controles manuales y la resolución desciende a los ocho megapíxeles. A pesar de eso, nos ha parecido una función muy lograda para captar escenas de acción.

Los que quieran grabar vídeo con este producto, se encontrarán con buenas y malas noticias. La función de vídeo 4K, al estar limitada a una velocidad de 15 imágenes por segundo, no es demasiado útil. También resulta un tanto exasperante que se escuche el ruido del objetivo al enfocar de nuevo durante la grabación. En cambio, nos ha parecido mucho más interesante poder utilizar los controles manuales de la cámara durante la grabación, algo que tampoco habíamos visto hasta ahora en la aplicación de cámara de ningún móvil.

Aunque el precio de esta peculiar cámara es elevado (unos 800 euros) seguramente tendrá su interés para todos aquellos que no quieran renunciar a lo que brinda una cámara de calidad y las opciones de edición creativa y conectividad que brinda un móvil. Es una pena que lanzando un aparato de ese precio Panasonic no hay profundizado un poco más en algunos aspectos del software de la cámara, como lo que se ha comentado respecto a las fotos en modo HDR.

¿El teléfono con la mejor cámara?

El laboratorio de análisis de tecnologías de imagen DxO Mark es actualmente uno de los principales referentes para saber el nivel de calidad de una cámara estándar o de la de un teléfono móvil. En lo que respecta a estas últimas, la cámara que mejor puntuación obtiene para este laboratorio es la del Sony Xperia Z5, un componente que comparten tanto el Z5 estándar, como las versiones compact y premium.

Tras varias semanas probando la cámara de la versión Compact, se comprueba que el teléfono pese a su tamaño contenido (cuenta con una pantalla de 4,6 pulgadas), ofrece resistencia a las salpicaduras y un aspecto discreto, que puede resultar bastante interesante para hacer fotografía callejera.

Lo primero que llama la atención de este dispositivo es su sensor de 1/2,3 pulgadas, el mismo que muchas cámaras compactas básicas, y sus 23 megapíxeles. Eso sí, esta espectacular cifra no está tanto pensada para que hacer fotos de esa resolución como para mejorar las imágenes que se captan a ocho megapíxeles, que es la resolución en que en muchos casos el terminal hace las fotos.

Sony lleva demostrando en su serie Z que en el apartado de lo que se denomina fotografía computacional sabe hacer bien las cosas. Al trabajar con ocho megapíxeles la elevada resolución de su sensor permite mediante software obtener imágenes de buena calidad con poca luz y lograr estabilizar la imagen digitalmente de forma correcta, a pesar de no contar con estabilizador óptico su objetivo.

Aunque su luminosidad de f/2 es bastante buena, lo que permite rebajar la sensibilidad ISO y por tanto el ruido de la imagen en las escenas con poca luz. También es muy acertada la fidelidad del color, incluso cuando la luz escasea obtenemos tonos bastante precisos y que no acusan falta de saturación. Aunque en esas escenas, como suele suceder con muchos terminales, sí se nota que el teléfono empasta demasiado las imágenes para evitar el ruido el procesador de imagen.

Sony lleva demostrando en su serie Z que en el apartado de lo que se denomina fotografía computacional sabe hacer bien las cosas

Más decepcionante es la denominada tecnología Clear Image Zoom, que en teoría mejora las fotos captadas con el zoom digital, pero que, en la práctica, no nos ha convencido demasiado. También se echan en falta en un móvil de esta clase controles manuales más amplios, no se permite por ejemplo modificar la velocidad de disparo, y la grabación de las imágenes en formato RAW, aunque desde Sony parece que hay planes para paliar esto con futuras actualizaciones de software. Es posible que cuando llegue la actualización a Android 6 veremos estas funciones en algunos Xperia Z.

Tampoco nos han convencido demasiado que la cámara principal de este Xperia tenga un objetivo gran angular de 24 milímetros y, aunque este componente resulta ideal para captar un ángulo de visión muy amplio, su uso en retratos es decepcionante: distorsiona demasiado el rostro. De todos modos, lo más preocupante de este objetivo es la filtración de luz que se produce en las escenas. Basta con que haya una farola cercana para que un potente rayo de luz recorra la escena. Sony tiene mucho que mejorar en este sentido.

El que probablemente es el punto fuerte de la cámara de este terminal es la grabación de vídeo 4K o en formato Full HD, sobre todo por el buen nivel de detalle de las escenas que graba y por la efectividad del estabilizador de imagen. Aquí es donde Sony demuestra mejor el partido que le saca a esos 23 megapíxeles para obtener buenas imágenes en movimiento. El enfoque, como sucede en el modo de fotografía, es bastante rápido y preciso.

Otro aspecto bastante positivo para los que hagan muchas fotos y vídeos con este Xperia Z5 Compact es la gran duración de la batería del dispositivo. Debe tenerse muy en cuenta esta cuestión, pues la captación de imágenes es una de las cosas que más pone a prueba la batería de un móvil.

A pesar de las virtudes de la cámara del Sony Xperia Z5 Compact, parece un tanto exagerado considerarlo el móvil con la mejor cámara del mercado. Hay que tener en cuenta que DxO en sus análisis no entra en aspectos que resultan fundamentales para los que quieren exprimir las cámaras de sus teléfonos: como el poder contar con controles manuales, la posibilidad de obtener archivos RAW o si se cuenta con un estabilizador óptico de imagen.

Por eso puede ser mucho más interesante optar por modelos como el LG G4, el Samsung Galaxy S6 en sus diferentes versiones o el iPhone 6s, sobre todo por el modelo 6s Plus que cuenta con estabilizador de imagen. También el Nexus 6P está demostrando un magnífico rendimiento en muchas pruebas gracias al enorme tamaño de píxel que brinda su sensor. No cabe esperar poco de los nuevos Lumia 950 y 950 XL: sus prestaciones sobre el papel prometen bastante. Además, hay que tener en cuenta el número y la calidad de aplicaciones de fotografía existentes para cada modelo, un aspecto en el que el iPhone aventaja de lejos a sus competidores con Android y Windows.

 

Publicado en Noticias
Página 5 de 5

Contactenos

  •   Carrer Isabel la Católica, 41, 03803. Alcoi. Alicante
  •    902 876 892 - 965 337 373
  •  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  •  altelcom.tienda-online.com

Sobre Nosotros

Alcoyana Telecomunicaciones nace en 1994, con la idea de cubrir las necesidades de las empresas en la rama de las comunicaciones. Principalmente dedicada a la instalación de centrales telefónica, mantenimiento, redes informáticas, accesos inalámbricos, tanto punto a punto como para conexión a Internet.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto